METEOROLOGÍA AGRÍCOLA

imagen1

La Meteorología Agrícola se define como la acción mutua que se ejerce entre los actores meteorológicos e hidrológicos, por una parte, y la agricultura en su más amplio sentido, incluida la horticultura, la ganadería y la silvicultura, por otra. Su objeto es detectar y definir dichos efectos para después aplicar los conocimientos que se tienen de la atmósfera a los aspectos prácticos de la agricultura.

Su campo de interés se extiende desde la capa del suelo, donde se encuentran las más profundas raíces de las plantas y árboles, pasando por la capa de aire próxima al suelo en la que los cultivos, animales y árboles viven, hasta alcanzar los más elevados niveles de la atmósfera que interesan a la aerobiología, siendo esta última capa de gran interés para el transporte de semillas, polen e insectos.

Además del clima natural y sus variaciones locales, la meteorología agrícola trata de las modificaciones del medio ambiente (como las producidas por los rompevientos, barreras de protección, riego y medidas contra las heladas), de las condiciones climáticas durante el almacenamiento, tanto en el interior como sobre el terreno, de las condiciones ambientales en los alojamientos del ganado y en los edificios agrícolas y por último en el interior de los vehículos durante el transporte de los productos agrícolas.

 

CAMPOS DE ACCIÓN

Medición de variables meteorológicas:
  • Red de estaciones agrometeorológicas.
  • Recolección y concentración de información agrometeorológica.
  • Procesamiento de la información.
Medio ambiente de las plantas y producción de cultivos:
  • Efecto de los elementos meteorológicos en el desarrollo y crecimiento de las plantas.
  • Cantidad y calidad de las cosechas.
  • Evaluación y seguimiento operativo de las condiciones de los cultivos.
Efectos nocivos en las plantas y pérdidas de los cultivos:
  • Presencia de plagas y enfermedades.
  • Daños producidos por heladas, sequías, vientos fuertes o granizo.
Salud del ganado y producción pecuaria:
  • Problemas ambientales relacionados con el alojamiento, salud y producción del ganado.
Recursos climáticos:
  • Encuestas climatológicas.
  • Evaluación de ecosistemas.
  • Estudios del potencial y aprovechamiento de las tierras.
  • Estudios de condiciones climáticas.
  • Efecto de la variabilidad climática en la agricultura.
  • Análisis de recursos agroclimáticos.
Recursos hídricos:
  • Oferta y demanda de agua para la agricultura.
  • Uso eficiente del agua para los cultivos.
  • Necesidades de riego y programación de los excedentes de agua y drenaje.
Meteorología forestal:
  • Efecto de las condiciones climáticas en la implantación, crecimiento y cosecha de especies forestales.
  • Pronóstico de incendios forestales.

 

 
TAGSAGUA SUBTERRANEA, HIDROLOGÍA