Volcán Nevado del Ruiz

imagen1

Sobre el eje de la cordillera Central se alza una de las estructuras volcánicas activas más conocidas de Colombia: el Volcán Nevado del Ruiz. Junto con los volcanes nevados Santa Isabel y del Tolima forma parte del área protegida del Parque Nacional Natural Los Nevados. Es el nevado más septentrional y a mayor altitud de la cordillera Central. Históricamente lo han observado gran parte de los habitantes del país, desde Manizales por el occidente y desde el valle del Magdalena por el oriente. Se puede observar incluso desde las partes altas de Bogotá en días despejados.

Fue llamado por los indígenas quimbayas como Kumanday o Tamá (Muñoz Velásquez.1998. Catálogo de glaciares de Colombia. Nevado de El Ruiz. Ingeominas). El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC.1995.Los nombres originales de los territorios, sitios y accidentes geográficos de Colombia), menciona que durante la época de la Colonia y aún en los primeros años de la vida republicana, fue llamado como Páramo de Erbé o Volcán de Erbé. El nombre con el que actualmente se conoce fue tomado del capitán Francisco Ruiz, dueño de la encomienda de Pampaná en Chinchiná, Caldas (Vélez Ocampo.2005. Cartago, Pereira, Manizales: cruce de camnos históricos. Editorial Papiro). El Volcán Nevado del Ruiz se localiza alrededor de las coordenadas geográficas 4°53'N y 75°19'W. Tiene una altura máxima de 5330 msnm aproximadamente.

Su red hídrica discurre hacia el flanco occidental sobre los municipios de Villamaría (Departamento de Caldas) a través del río Chinchiná, alimentado por el río Claro y las quebradas Nereidas y Molinos. Hacia el flanco oriental las aguas de fusión son recibidas por las cuencas de los ríos Lagunillas, Gualí y Recio, pasando por los municipios de Murillo, Villahermosa y Casabianca (Departamento del Tolima). 

imagen3

Características glaciológicas generales:

Quizás es el glaciar y volcán más reconocido al interior del país, especialmente por su actividad volcánica en las últimas décadas (caso del lahar de Armero en noviembre de 1985), así como por el continuo ascenso de turistas. En la actualidad permanece cerrado para visitantes debido a su actividad volcánica y emisión de cenizas.

Cráter Arenas. 2010. Autor: Leonardo Real

La masa glaciar del Ruiz se caracteriza por permanecer unida a una sola matriz, únicamente interrumpida por el Cráter “Arenas”. Esto debido a la morfología del volcán, conformada por dos “mesetas” o planicies sobre la parte superior de la estructura. La primera corresponde con la planicie donde se emplaza el cráter Arenas y posee una extensión aproximada de 1,6 km2. La segunda cuenta con una extensión aproximada de 1 km2, se localiza al sur de la primera y tiene una topografía menos plana y más redondeada, cubriendo lo que puede ser un domo volcánico. Tanto la topografía anteriormente descrita, como la altura de esas dos estructuras (localizadas ambas por encima de los 5000 metros), hacen que los glaciares que allí reposan tengan una tendencia a “conservarse” y a no experimentar procesos de fusión glaciar tan intensos.

Sin embargo, la actividad volcánica que caracteriza a la estructura, puede generar deshielos súbitos o prolongados a raíz de ascensos en la temperatura de las rocas en la base del hielo oi por caída de material piroclástico.

Gruesa capa de ceniza sobre el glaciar. Volcán Nevado del Ruiz. 2007. Autor: Jorge Luis Ceballos

Concluyentemente, tanto la actividad volcánica como el ascenso de la temperatura de la baja atmósfera, han reducido su área notablemente. El glaciar Nereidas, por ejemplo, que fuera uno de los más representativos para los montañistas del país, se cataloga actualmente como un glaciar “muerto”; es decir, desprendido de la parte superior y cubierto por ceniza volcánica.

Por último, vale la pena mencionar la existencia de estoraques de hielo, raras formaciones en donde grandes bloques de roca son sostenidos por columnas de hielo (Muñoz Velásquez. 1998).

Ejemplo de un estoraque sobre la superficie del glaciar. 2010. Autor: Leonardo Real

Área glaciar actual:

Tanto las condiciones climáticas de la baja atmósfera como la actividad volcánica, han impactado al Ruiz. Su masa glaciar se han visto reducida y ha sido evidente su cambio de superficie en el tiempo. Para el año 2017, el área del Volcán Nevado del Ruiz se calculó en 8.4 Km2. Un estudio en 2010 estimó en 49 metros el espesor promedio de hielo en el año 2000, con espesores máximos puntuales de hasta 190 metros que probablemente corresponderíann a un antiguo cráter ahora cubierto de hielo (Ramírez Cadena y otros. 2010. Uso de un GPR (Ground Penetrating Radar) en glaciares tropicales: Colombia, Ecuador y Bolivia en Glaciares, nieves y hielos de América Latina. Ingeominas). En el siguiente cuadro y mapa se aprecia la evolución del área del Volcán Nevado del Ruiz:

imagen2

imagen4

Volcán Nevado del Ruiz. Amenaza volcánica y monitoreo. 

Dada su importancia para el país, ubicación geográfica estratégica y en especial la actividad volcánica, el Ruiz es uno de los volcanes mejor monitoreados del planeta. Con instrumentos de alta tecnología, lo observan y miden profesionales minuto a minuto. El Servicio Geológico Colombiano, por medio del Observatorio Sismológico y Vulcanológico de Manizales, es el encargado de esta imprescindible tarea. Para más información sobre su dinámica volcánica visite: https://www2.sgc.gov.co/sgc/volcanes/VolcanNevadoRuiz/Paginas/generalidades-volcan-nevado-ruiz.aspx

 
MÁS SOBRE GLACIARES